¿Liberación o Tradicional?

Últimamente se habla bastante de los nómadas digitales, según Wikipedia la definición es esta:

Un nómada digital es un profesional que usa las nuevas tecnologías para trabajar, y que lleva a cabo un estilo de vida nómada. Por lo general, los nómadas digitales trabajan de forma remota (desde casa, cafeterías o bibliotecas públicas) en lugar de hacerlo en un entorno de trabajo estable.

Yo realmente creía que para ser calificado como tal, había que estar viajando, y veo que estaba equivocada, somos nómadas en nuestra propia ciudad, y en los últimos años si que se ha visto esto. Basta con ir a un centro comercial en día laboral y horario de oficina para contar el número de personas (la gran mayoría solas) en los cafés, con su portátil y audífonos; ya las nuevas oficinas son éstas, incluso los diseños en los espacios libres y pasillos han cambiado, se optimizaron con mesas y sillas pequeñas, las cuales pocas veces encuentras libres, porque en éstas no tienes la obligación de consumir nada, lo que si sucede en los cafés.

Este movimiento laboral, representa una liberación del profesional en cuanto a las rutinas y horarios fijos, rompe lo tradicional y a su vez implica un sentido de responsabilidad, disciplina y enfoque. Bajo este estilo trabajas más por entregables y cada hora invertida debe ser lo suficientemente efectiva para que puedas producir con calidad, lo que en el esquema habitual realizarías en 8 horas, en teoría.

Sumado a esto se ven los estilos mixtos con días de teletrabajo, y mientras por un lado vemos flexibilidad y mayor calidad de vida, por otro vemos empresas con jornadas habituales que dotan a sus empleados de portátiles para que sigan trabajando desde sus casas, o aquellos que por temas de programas específicos o por no tener portátil, se ven en la obligación de quedarse hasta las 9 p.m. y parece algo normal, porque es por temas puntuales, pero una vez esa puerta se abre, la historia tiende a repetirse.

Una vez escuché a alguien decirme que para que no se sintiera tan fuerte, terminaba la jornada a las 5 o 5.30 p.m, salía a cambiar de actividad, a hacer deporte o practicar algún hobbie, y luego retomaba el trabajo un par de horas, a eso de las 9.

Con el esquema de nómada digital, es común ver más y más emprendimientos, pareciera que la visión del mundo cambiara, se abren espacios para la innovación y usualmente la generación de ingresos no depende de la misma canasta, hay mayor facilidad para arriesgarse. Por el contrario con el otro esquema, es recurrente ver personas mecanizadas, con soluciones en sus narices que a veces ignoran, con una necesidad de reuniones para lo más simple y tristemente con una cantidad de enfermedades extrañas en edades tempranas. Ambos estilos tienen sus pro y sus contras, e influye mucho la personalidad y habilidades de cada uno, pues no todos somos buenos para el uno o para el otro, así que es importante autoevaluarse antes de tomar una decisión; claro que en un país como Colombia, a veces no tienes la posibilidad de elegir, hay muchos que emprenden por necesidad, otros que trabajan como nómadas porque es la única oferta que tienen, a pesar de no contar con las habilidades para responder y varios que están en lo tradicional pero su espíritu los llama al cambio, esto en el caso de estar en el lugar equivocado, pero también cada vez más se ven profesionales conscientes de lo que quieren y crean las circunstancias para que así sea. Ya no estamos en la era de producir por producir, sino de buscar satisfacción con lo que hacemos, porque consume gran parte de nuestro tiempo, o mejor de nuestra vida.

Ya escribí mucho, ahora es tu turno, cuéntame ¿qué esquema prefieres?

Si has experimentado el ser nómada digital ¿qué tips o aprendizajes puedes compartir?

Gracias por leerme!

Anuncios

PRINCESA

Bajaba del metro, en una estación compleja del centro de Medellín. Estaba preparada para estar alerta a esquivar el peligro y los volantes que suelen entregar a la salida. Además iba apresurada para ingresar a un edificio en el que tenía una reunión. Mi experiencia en el recorrido cambió totalmente cuando me encontré un sofá blanco al lado de la Avenida, captó mi atención porque encima de él, había un habitante de la calle durmiendo plácidamente sobre una tela roja con dorado, aunque la escena se tornaba elegante, faltaba lo mejor, en la cabecera del sofá estaba su mascota, una perrita mediana de color negro con trazos amarillos, quise tomarle foto, pero sentí temor de sacar el celular.  Ese pare en el camino me hizo sonreir y recordar el agradecimiento, porque mi cama está bajo un techo, también reflexioné sobre lo que nos repiten en muchos ámbitos, afirmando que la mayoría de las cosas en la vida están asociadas a la actitud que tomemos frente a las circunstancias, y en este caso, este hombre había decidido usar ese sofá para tener una noche diferente, para dormir como todo un rey.  Minutos más tarde, comenté la historia en la reunión que tenía, me contaron que él era un personaje famoso en la zona, que pedía dinero para comprarle comida a su mascota y que ella se llamaba princesa, además que era una consentida porque no caminaba sino que él la cargaba y que siempre buscaba algo para amortiguarle la dormida, fuera una cobija, una maleta, o en esa noche, el sofá. Mi sonrisa aumentó de tamaño al conocer la otra parte de la historia, porque vi una inmensa generosidad en este hombre, que hacía todo por darle bienestar a su fiel compañera, a cambio de amor y compañía, así no tuviera nada más. Entonces terminé mi reflexión con esta pregunta, además de Dios y tener salud…¿Qué más necesitamos?

Viajar finalizando el año

La primera vez que escribí sobre este tema fue hace 5 años!!!, así suene repetido, es impresionante observar como corre el tiempo.  En esa oportunidad conté en una serie de 10 historias, mis experiencias en el primer viaje internacional que me aventuré a hacer sola, y la denominé el “Arte de viajar”.  Si no te las leíste y quieres hacerlo puedes empezar en este link:

Historia 1 (El Arte de Viajar)

Ahora, quiero retomar el asunto contándoles sobre un nuevo viaje, salir de la ciudad en esta época del año (diciembre 26 al 30) permite que puedas usar el espacio para cerrar un ciclo y abrir la mente y el corazón a uno por comenzar.  Todo empezó planeando el viaje a otro destino: Popayán, nos habíamos guiado en un artículo de un viajero que hacía comparaciones con Cartagena y nos generó inquietud; sin embargo por circunstancias ajenas debíamos esperar la confirmación de una fecha y esto impidió que compráramos los tiquetes con antelación.  Un mes después los precios habían variado mucho, así que empezamos a buscar de nuevo a dónde ir con poco presupuesto.  El resultado fue el Chocó colombiano, específicamente Bahía Solano, para esta época es temporada baja allá, debido a que ya ha pasado el avistamiento de ballenas que es uno de los principales atractivos de la región.

Este fue un viaje arriesgado, no sabíamos que nos encontraríamos, no conocíamos personas cercanas que hubieran estado allá para referenciarnos ni tampoco se escucha sobre los lugares de forma tan comercial como es el caso de otros lugares o playas.  Nos basamos en los comentarios de internet y nos lanzamos a reservar hotel y comprar pasajes.  Organicé un breve itinerario con posibles lugares a dónde ir y aquí está lo que nos encontramos y aprendimos de nuestra experiencia, que tal vez pueda servirle a otras personas que incluyan en su lista este destino:

  1. Bahía Solano no tiene playas, puedes estar en el mejor hotel del Municipio pero el mar está solo para apreciarlo, así como puedes ver en las imágenes.  En compensación encuentras cascadas cercanas con charcos para disfrutar.

BeFunky Collage1

2. A 45 minutos en moto taxi está el corregimiento de El Valle, la vía tiene 2 tramos pavimentados y uno destapado con sectores bastante rizados.  Allí encuentras la playa El Almejal, en esta época como estamos en verano la marea está baja y te encuentras con muchos metros de playa antes de llegar al mar, pero en ésta si puedes bañarte, la arena es diferente, muy finita, sin piedras y de color negro, el agua es tibia y no se siente tan pesada por la sal.  Como estuvimos finalizando la tarde, nos tocó oleaje fuerte, pero según los nativos estaba suave, porque allá alcanzan más metros de altura, sin embargo, mientras una ola nos empujaba la otra nos halaba hacia adentro, ahí descubrimos que ese mar de “pacífico” no tiene sino el nombre.  Luego descubrimos que allá las mareas cambian cada 6 horas.  Nuestro aprendizaje aquí es que es mejor reservar el hotel en esa zona, o por lo menos una noche para poder disfrutar más la playa, tanto por el tiempo como por el costo, porque si quisiéramos volver implicaba nuevamente traslado en moto taxi y ambos trayectos por persona vale $30.000.

Collage2

3. Desde ese mismo corregimiento se toma una lancha (con previa programación) hacia la Cascada del Tigre, La Ensenada de Utria y Playa Blanca, destinos que visitamos el mismo día para optimizar costos, lo recomendable sería que se unieran varias personas, en nuestro caso pagamos la lancha solo para dos.  En la Ensenada descubrimos que el mejor momento para recorrerla es tipo 6 a.m. o 5 p.m. porque es donde se pueden ver más animales, esto implica que uno pase una noche allí, aunque es costoso, pero puedes disfrutar tanto de la playa como de la vegetación.  Sin embargo, pudimos hacer el recorrido de 2 kms por el manglar, que es todo un camino para meditar en medio del verde y los sonidos de la naturaleza.

Collage5

4. Nuestro último recorrido fue desde el muelle de Bahía hacia las playas de Punta Huina y Mecana, la lancha tarda entre 15 y 20 minutos en llevarte al destino, en la primera playa también hay opciones para hospedarse, aquí la playa es extensa y tiene el maravilloso contraste de las rocas, vegetación, nacimiento de agua dulce y el azul del mar.  Allí pasamos la mayor parte del día, para regresar fuimos a la otra playa y nos sentimos en un desierto, solo está habitada por 4 casas, las cuales no vimos y no había ni un kiosko para comprar algo.  Después nos enteramos que el atractivo de ese sector es un río al interior que se puede recorrer.  Cuando decidimos regresarnos, la marea estaba inestable y golpeaba de frente, así que no nos permitía organizar la lancha para salir, pasamos un buen susto porque no había a quién pedir ayuda, pero gracias a nuestros ángeles volvimos sanos y salvos.

WhatsApp Image 2018-12-31 at 8.41.53 AM (3)

WhatsApp Image 2018-12-31 at 8.41.53 AM (2)

PUNTA HUINA

WhatsApp Image 2018-12-31 at 8.41.53 AM (1)WhatsApp Image 2018-12-31 at 8.41.53 AM

MECANA

Para concluir, es muy importante conseguir un buen guía, los lancheros se limitan a llevarte pero no te orientan, o buscar un hotel que te cotice además de la habitación y las comidas los planes que se puedan hacer, porque son ellos quienes conocen la zona y los tiempos.

Finalmente, recomendamos cerrar el año viajando, vuelves con energías renovadas para iniciar el próximo, y respiras fuera de tu zona de comfort, lo que te hace valorar lo que tienes y lo que has hecho, para mirar con otros ojos lo que quieres lograr.

Tarjeta Feliz Año 2019 final - copia

Si te gustó este relato, por favor comparte. Gracias!!!

¿Te interesa mi curso online?

Decidí diseñar un curso online básico, llamado: “Gestión por procesos desde el cliente” en el que recopilé los conceptos, bases y herramientas que considero claves, con el fin de ayudar a aquellas personas que están comenzando, bien sea que estén vinculadas a una mediana o pequeña empresa, o que sean los dueños de sus propios negocios.  Dado que:

  • En algunos casos los recursos son limitados
  • Se debe priorizar en qué invertir los recursos
  • Es usual que las empresas no destinen dinero para contratar un consultor o una persona que se encargue del tema de procesos

Así que con este curso, cualquier persona que ya esté contratada por la empresa o incluso ustedes mismos podrán tener elementos para iniciar la gestión por procesos y cambiar la forma en que ejecutan las actividades del día a día, y así comenzar a ver resultados diferentes.

¿Quién soy yo para enseñarles sobre este tema?

Durante mi trayectoria laboral he tenido la oportunidad de conocer grandes empresas como Bancolombia, Renting, UNE, Sura y otras de menor tamaño como el Country Club, la CFA y el Tránsito de Medellín, todas ellas me han permitido nutrirme de sus estilos, estrategias y cultura corporativa, además he visto que en estas existe un pilar, un área que se encarga de consolidar un sistema de gestión por procesos. Cada una le da un nombre diferente, en algunas está más maduro o estructurado, en otras apenas están en el camino, y en algunos casos se implementa por necesidad para una certificación de calidad.  Finalmente, lo importante es que no están en cero, los procesos existen y más que eso, son identificados y gestionados.  Por lo tanto, aunque no sea tan visible, el éxito de dichas compañías, dentro de otros factores, puede atribuirse a un esquema planificado, que permite el orden, que da lineamientos y este esquema es el maravilloso mundo de los PROCESOS.

Al contar con todo este conocimiento y experiencia diseñando procesos, mejorándolos, conociendo la voz del cliente asociada a los mismos y evidenciando los logros de las compañías, decidí diseñar este curso.

Si estás interesado/a en adquirirlo por favor inscríbete en el siguiente link:

http://eepurl.com/gbkoLL

¡Si tal vez no es tu área de interés o ya estás en este maravilloso mundo, piensa en alguien que apenas esté comenzando o que no sepa que puede solucionar/mejorar muchos de sus problemas laborales si usa este enfoque y recomiéndalo!

Logo y tx

El trabajo como arte

Es común escuchar que lo ideal es amar lo que se hace o en lo que trabajamos, para que así no sientas el tiempo y los resultados fluyan.  Durante este último cuatrimestre, cambié un poco mi esquema y suspendí la escritura para dedicarme a leer, quería conocer otros estilos, nutrirme y abrir la mente.  Entre los textos que leí, había uno muy orientado a mi carrera: “La receta del éxito” de Juan Manuel Barrientos el creador del restaurante Elcielo, y en sus 40 capítulos, hubo una parte (capítulo 3, pág 58) que me llamó mucho la atención, porque aclaraba el significado de emprender, debido a que la mayoría de las personas creen que es montar un negocio, y realmente es “crear cambios”.

WhatsApp Image 2018-12-17 at 6.50.55 PM

Esto hizo eco en mí y entonces se me ocurrieron algunas cosas, la primera fue que en este blog siempre me he enfocado en lo cotidiano, en las pinturas, en los momentos que capturo, pero nunca había hablado de mi otra faceta, de la laboral, con la que me he ganado el sustento por varios años y he conseguido lo que tengo, así que reflexioné: el trabajo también puede verse como arte, lo es cuando planeamos, visualizamos, empezamos a moldear buscando un resultado y le vamos agregando colores y matices según se vayan dando las circunstancias, enmarcadas en 3 aspectos: hombres – tecnología y recursos.

Lo segundo que se me ocurrió fue que todo lo que he aprendido lo he aplicado cuando me contratan en alguna empresa, pero y si no me contratan ¿qué estoy haciendo con ese conocimiento y experiencia?, así que decidí aplicar el emprendimiento, y me lancé a crear un curso básico online, de esta forma, en vez de esperar que me contrate una compañía, puedo buscar una contratación individual con quienes decidan comprarlo.

Para más información, espera la próxima entrada.

 

La vida y su sentido

Tomado de una entrevista

Frases extraídas de la siguiente entrevista:

 

Casi 8 minutos de excelentes reflexiones para el octavo mes del año.

Nos tomamos varios años para empezar a pensar diferente

 

 

Diablo vs. Ángel

En su interior está compuesto por muchos órganos y sistemas que lo hacen tan complejo como asombroso, a veces no responde, es pesado, con un dolor o molestia aquí o allá.

En su exterior se arruga, se mancha, puede ponerse flácido, con rayas blancas o huecos como piel de naranja, se ensancha o se seca.

Externamente, pero de forma íntima, a veces toma decisiones por sí solo que nos ponen en apuros o nos enloquecen.

Sin él no somos, no estamos, no experimentamos, pero a veces no se comporta coherente a lo que queremos, entonces se vuelve nuestro diablo.

1a_entre_el_bien_y_el_mal

El otro, siendo uno solo y aunque más pequeño, con solo 1,36 kgs, se compone de 7 partes, es uno de los principales, regula todas las acciones del organismo, tiene el control, y además se involucra con las emociones, recuerdos, razonamientos y reacciones.

Cuando se porta bien y lo entrenamos nos permite actuar en armonía, pensar positivamente, luchar y hacer que el resto responda, que haya movimiento, usando de manera efectiva el 20% de la energía, en este punto es nuestro ángel, pero también puede ser nuestro diablo, y quizás más grande y fuerte que el otro, cuando se porta no tan bien, porque aparecen asuntos como los malos pensamientos, saboteando y generando malestar e inseguridad, que con el tiempo puede llegar a convertirse en ansiedad, ira, culpa y los niveles de productividad empiezan a disminuir.

Hoy nos enfocamos más en fortalecer, ejercitar y cuidar al cuerpo, lo visible, la apariencia, olvidando que es más desagradecido, que en cualquier momento se pone en nuestra contra, que en el evento menos esperado actúa como diablillo, y trabajamos poco o empezamos demasiado tarde a cuidar nuestro ángel, llegando muchas a veces a tener que lidiar con dos diablillos.

¿Cuál prevalece en ti? ¿Cuál prefieres?

Sin darnos cuenta

El o ella, evitaba al máximo ayudar a otros, contaba lo superficial en redes, cuando ocurrían hechos importantes se aislaba, se limitaba a ir unas pocas horas a las reuniones sociales y familiares, hablaba bastante cuando de sus temas se trataba, veía los errores de los demás y se los hacía saber, pedía inmediatez… pero un día:

  • Necesitó ayuda
  • Sintió abandono ante un duelo
  • Experimentó lejanía, no l@ tenían en cuenta
  • L@ evitaban
  • Descubrió sus errores y sintió vergüenza
  • Pidió tiempo

Entonces descubrió que:

De palabras a emociones

Hablando (sobre amistad), observando (el amor) y viviendo (día a día) en torno a las relaciones hoy…éstas fueron las reflexiones que llegaron

La palabra seleccionada para hoy

Hoy empecé el día con mi corta rutina de yoga para obtener energía para todo el día, durante ésta, focalicé mi respiración y pensamientos en agradecer y luego en visualizarme con fortaleza, aceptación y abundancia.  Después, cuando me dirigía al trabajo, google me recordó con un collage de fotos mi viaje de los 30 con mis primas y amigas, minutos después, inicié labores en mi lugar de trabajo actual y sintonicé “tune-in radio”, evitando unas melodías cercanas que no disfruto y que algunos conocemos como “música de plancha”.  Cuando puse la emisora que me tiene capturada (M80), había un especial sobre los SUEÑOS, pero no sobre los que tenemos mientras dormimos, sino aquellos que están ahí, presentes en nuestra mente; así que todas las canciones estaban relacionadas a este tema, conocí 2 nuevas, aquí les dejo los links para que las disfruten:

Mientras escuchaba esta buena selección, busqué la definición y me encontré con esta diferenciación:

https://www.sebascelis.com/diferencia-entre-objetivos-metas-deseos-suenos-y-propositos/

Al tiempo, muchos oyentes llamaron a contar sus historias sobre los sueños que tienen, que han cumplido, que siguen vigentes y a la vez recomendaban canciones.  Entonces, empecé a pensar sobre los míos, vino a mi cabeza la palabra VIAJE y muchas otras, y por eso es la palabra que he seleccionado para hoy mitad de semana.

Espero tu también puedas hacer un pare en tus actividades para escuchar y visualizar los tuyos.