Tu Foto de Perfil en LinkedIn

Natalia Giraldo:

Aunque no tiene mucho que ver con los temas de arte, se trata de la imagen personal y creo que es importante para todos en algúm momento.

Originalmente publicado en La Estrategia Personal:

foto_linkedin

La era digital ha redefinido la imagen profesional, hay que ser y parecer. Aun así, casos se han visto,  ingenieros, administradores y emprendedores que carecen de estética en su imagen profesional. Hay personas que hacen un trabajo fantástico pero, su perfil profesional en redes sociales no pareciera proyectar cuán calificados realmente son.

Todo perfil necesita una foto. Dejar su perfil sin foto también dice muchas cosas, para empezar muestra que usted es una persona insegura o desconfiada, y esos son dos motivos suficientes para que otros tampoco confíen en usted. Sin un rostro, su perfil, aplicaciones laborales, recomendaciones y créditos  profesionales pierden validez en la red.

En LinkedIn su foto de perfil debe mostrarse como un ser humano auténtico. Quién es usted? Quién es la persona que usted ve cuando se mira al espejo?. No necesita un fotógrafo profesional para que lo defina, usted ya es la persona que es…

Ver original 507 palabras más

“Cualquier cosa puede suceder en un mundo que contiene tanta belleza.” Christian Schloe

Natalia Giraldo:

Mis favoritos: La mujer de pelo azul y la del vestido rojo que se desintegra.

Originalmente publicado en Trópico de cáncer:

26
Cualquier cosa puede suceder en el mundo de Christian Schloe. Arte surrealista es la mejor forma de definir el trabajo de este artista digital quien logra con su talento transportarnos a un mundo romántico y extravagante. Sus pinturas abordan a personajes únicos, familias de hombre y mujeres pájaro, mensajes desde el mar, mujeres ave, sirenas y heroínas en pleno sacrificio. Una propuesta que vale la pena conocer en profundidad y disfrutar.
31
11
22
Trabaja sobre lienzos rayados y desgastados, con bordes envejecidos que quieren eludir el tiempo. Juega con la mezcla de elementos realistas con ideas conceptuales desconcertantes, y al hacerlo, no obstante transmite una profunda serenidad en sus espectadores.
780ChristianSchloe-7_zps751f399a
780ChristianSchloe-2_zps811c75c0
780ChristianSchloe-17_zps4b2d22ff
780ChristianSchloe-14_zps038df2c7
A pesar de que puede existir un significado tras sus obras, el artista no ofrece indicios para explicarlo, él deja que cada uno se aventure en su “propio viaje”, que interprete sus ilustraciones intrigantes con incontables posibilidades que de forma individual alcancemos a…

Ver original 3 palabras más

No todos los días los crespos son iguales (Solo para mujeres)

Soy diferente, no tengo mi pelo dentro del estándar o molde que usualmente vemos en las mujeres, soy crespa y no una crespa cualquiera, primero porque a diferencia de muchas nunca me he obsesionado por cambiar mi condición para tenerlo liso, segundo porque cuando entré al mundo laboral, no permití que los códigos de las empresas fueran presión, y por último porque reconozco que es un estilo diferente y que como tal requiere cuidados especiales y no debe dejarse como quede, porque es más flexible o como digo algunas veces “loquito”.

Foto crespos

Se preguntarán o estarán pensando por qué si mi blog es de arte y textos libres ahora estoy escribiendo sobre belleza o temas como este, y en realidad todo empezó con una pregunta que ya me han hecho varias veces: ¿Tu qué te aplicas en los crespos?, pero la que más me llamó la atención fue la que me hizo una señora que estaba detrás de mí en una fila y me dijo: ¿Usted con qué se hace esos crespos?, ante lo que yo muy sorprendida le dije: “ No señora, yo no me los hago, son naturales, ellos se hacen solitos”.

Desde ahí, empecé a pensar que definitivamente llevo el arte en mí, sobre mi cabeza, ¡llevo arte en mi pelo! y eso es algo que no sabía, es arte porque es la expresión de mi esencia, es mi realidad, es única y a la vez cambiante, no todos los días los crespos son iguales, así como el resto de circunstancias que vivimos, unos días son más comprimidas, otros días más sueltas, a veces son más estáticos, y otras más movidos o rebeldes, en otros casos hay frizz hasta que se llega a la quietud, al control.

Así que si eres crespa y estás interesada en saber qué respondo cuándo me preguntan, adelante, pregúntame.  Yo te compartiré mis trucos y recomendaciones.

Y aquí va lo que respondí

Curiosamente las anteriores entradas no habían tenido un número considerable de “visitantes”, como esta.  Así que, el tema de la expectativa funciona. Ahora les cuento mi respuesta, que para mí fue simple pero para quienes son madres fue de tanto impacto que parecía un insulto.  Le dije: ¿y no descansas?… hubo un sonido extraño de asombro, y luego el reproche: “¿Cómo así?”, ante lo que yo amplié mi expresión diciendo que ese espacio le servía para descansar del desgaste que implica un hijo, y fue peor!!!, ya no tenía nada más que decir, así que preferí soltar una risita, que también fue recibida como de mujer mala y me juzgaron de fría.

Al final, les admiré su labor, porque yo solo he estado en sus zapatos por temporadas, y mi comentario obedeció a las historias que he visto o escuchado de muchas, que hacen todo por sus hijos.

descarga

Se me chispotió

De esos días en que te sale espontáneamente lo que piensas, al escuchar:

 “Este fin de semana a mi hijo le toca con el papá”

¿Qué creen que respondí?   Esta historia continuará…

¿Será qué funciona?

GetAttachment

¿Es posible iniciar ese desprendimiento?, ¿cuánto tiempo puede tomar? me encantaría escuchar testimonios de quienes lo hayan vivido, porque como siempre decimos: “del dicho al hecho hay mucho trecho”.

Extrañando a mi madre!

Originalmente publicado en milenamesa's Blog:

Mientras preparaba el almuerzo, pensaba en lo caprichosa y fastidiosa que yo era con mi Mama con respecto a las comidas.

Recuerdo uno de esos días que fuimos a visitar una de sus amigas porque nos había invitado a comer y me encanto la ensalada; por supuesto que no podía quedarme con la satisfacción de ese sabor sin expresarle a quien la preparo, lo deliciosa que estaba!! Pero sin terminar de saborear esa delicia ya me había ganado el famoso “pellizco de mama” o acaso, quien algún día no se gano uno? Y de sobremesa el regaño, ya que mi mama también preparaba dicha ensalada de remolacha y por mis caprichos nunca me la comia puesto que llevaba ademas de la remolacha, zanahoria, cebolla, huevo cocido y un toque de mayonesa, pero hasta ahí me deleite de la ensalada y creo que nunca mas la volví a comer, o al…

Ver original 257 palabras más

Wassily Kandinsky (1866–1944)

Natalia Giraldo:

¡Me encanta! Y visitè la sala dedicada a èl en el Guggenheim en NY. Que buena experiencia.

Originalmente publicado en Trópico de cáncer:

Odessa. Port (1898) Odessa. Port (1898)

Wassily Kandinsky Biography – Painter, Educator, Lawyer (1866–1944)

kandinsky

Russian-born painter Wassily Kandinsky is credited as a leader in avant-garde art as one of the founders of pure abstraction in painting in the early 20th century.

Synopsis

Born in Moscow in 1866, Wassily Kandinsky took up the study of art in earnest at age 30, moving to Munich to study drawing and painting. A trained musician, Kandinsky approached color with a musician’s sensibility. An obsession with Monet led him to explore his own creative concepts of color on canvas, which were sometimes controversial among his contemporaries and critics, but Kandinsky emerged as a respected leader of the abstract art movement in the early 20th century.

Early Life

Wassily Kandinsky was born in Moscow on December 4, 1866 (December 16 by the Gregorian calendar), to musical parents Lidia Ticheeva and Vasily Silvestrovich Kandinsky, a tea merchant. When Kandinsky was about 5 years old…

Ver original 861 palabras más

Jardín de la Casa Museo Antonio Nariño en Villa de Leyva

image

Un destino más de “La lista” chuleado.

Tomarlo como algo necesario

En el año 96 luego de conocer San Andrés y exponerme al sol después de mucho tiempo sin hacerlo, porque de pequeña me insolaba en cada paseo, uno de mis tantos lunares empezó a cambiar de aspecto y a picarme. No recuerdo porque preferí consultar con un dermatólogo y no dejarlo pasar, puesto que él decidió extraerlo.  La primera intervención fue sencilla pero el resultado fue negativo, así que la recomendación fue que se debía volver a extraer la piel de alrededor. En la segunda cirugía ambulatoria, la cicatriz que quedó fue más notoria, pero afortunadamente, el análisis de patología fue positivo, es decir, no había compromiso de las otras células.

A partir de ese momento, dentro de mis rutinas de revisión debía incluir la de observar mis lunares y visitar al dermatólogo cada año, obviamente la exposición al sol quedó prohibida, y el uso de bloqueador se volvió indispensable. A pesar de esos cuidados, en las revisiones anuales me encontraban uno que otro lunar sospechoso, y para evitar riesgos el paso a seguir eran extracciones ambulatorias.  Aunque no estoy muy segura, la lista va como en ocho, opté por relajarme y tomarlo como algo necesario, también soportada en que mi piel cicatriza bien y porque encontré una Doctora que hace estos procedimientos con una delicadeza que el vacío ni se percibe. De todas maneras, incrementé los cuidados, compré ropa con protección solar para los paseos, y además del bloqueador, empecé a tomar pastillas que ayudan en la fotoprotección dérmica.

En los últimos años, la técnica de estudio para estos casos en nuestro país, evolucionó, ya no era suficiente con desnudarme ante la Doctora en su consultorio, para que me observara con su lupa, sino que debía ir a algo similar a un foto – estudio, pero en ropa interior y con poses nada sensuales, se llama “escáner de piel”, con este estudio me miran todos los lunares con una cámara especial y así se toma la decisión con más argumentos.  Hoy, después de 19 años, estoy repitiendo la historia, como ya se había vuelto algo rutinario, fui a que me quitaran los puntos con mucha tranquilidad, cuando la Doctora me dice: “No te tengo noticias buenas”, no sé que me impactó más si sus palabras o la expresión de su cara, estaba aterrada.  Yo solo le dije: “¿Qué vamos a hacer?”, después ambas reaccionamos y me dijo unas palabras que me llenaron de paz inmediatamente, me enseñó a ver lo positivo de la circunstancia, porque el diagnóstico era “melanoma in situ”, entonces había que agradecer que era localizado, que ella había confiado en su ojo clínico y que ya lo había sacado. Luego, respiró y me valoró lo juiciosa que soy como paciente, me contó que tiene casos que aún con historias similares, dejan de ir y aparecen cada 2 o 3 años, o peor, que un colega suyo no quería revisarse y a ella le tocó obligarlo, en fin, son varias las historias. La mía, gracias a Dios, tuvo un final feliz, pero quiero llamar la atención sobre el autocuidado, somos muy dados a hablar mal de nuestro sistema de salud, que en realidad para los que no pueden acceder a una prepagada o póliza es muy complejo, pero en algunas ocasiones también es negligencia propia, al no pedir las citas con anticipación, cancelarlas o perderlas, dejar vencer las órdenes, interrumpir los tratamientos, cambiar los medicamentos, no seguir las recomendaciones de revisión, etc. Además de esto, más que tener que llegar a consultar de manera reactiva, el autocuidado es prevención, es conocer tu cuerpo y ser consciente de lo que te cae mal, de las predisposiciones genéticas que tienes, es cambiar hábitos, porque es ahí donde realmente puedes evitarte malos momentos a futuro.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 274 seguidores