Dar

En medio de la escritura de mis cuentos, escribí esta historia que me pasó, me gustaría incluirla en el borrador del nuevo libro, pero no veo en qué categoría podría incluirlo.  ¿Me ayudan?

Este es el cuento:

La ciudad atravesaba días difíciles por esos días, como habían capturado a un cabecilla de una banda, el resto de sus pupilos estaban desesperados llamando la atención y creando caos.  Ese día tuve que salir temprano de la oficina para hacer una transacción bancaria que no podía hacer vía electrónica.  No podía mirar el celular para enterarme por redes de lo que estaba pasando, pero al realizar una llamada me advirtieron que lo mejor era irme para mi casa cuanto antes, porque la zona en que vivo está muy cerca de donde había gran tensión.

Me dirigí al paradero de buses para esperar mi ruta y cuando iba llegando vi que se alejaba, pensé que era el mío, pero al conversar con una señora me informó que podía estar tranquila que ella también necesitaba el mismo que yo y que aún no había pasado.  Me sentí acompañada, aunque ella sostenía una conversación con otra señora sobre el paro de transporte que había en la ruta que ella necesitaba y cómo esto la tenía afectada.  Decidí buscar mi pasaje mientras pensaba que en realidad había dificultades, que mi hermosa ciudad volvía a causarme temor, recordé la época de Pablo y sentí angustia, no quería volver a tener esa sensación de inseguridad.  En ese momento alguien se me acercó y me habló, me dijo: “con todo respeto, me podría regalar algo para una empanada, tengo hambre”, muerta del susto, decidí mirarlo, y vi una mirada tierna.  Recordé que en el bolso tenía un yogurt griego, entonces, para no arriesgarme buscando dinero, le dije mostrándoselo: “mira, tengo este yogurt” y me lo recibió con una sonrisa y dijo: “cómo!!! Que elegancia, luego me preguntó: hay que agitarlo?”, yo le dije que no, pero después pensé que sí necesitaría una cuchara para comérselo.  El bus se demoró y mientras tanto, pude observarlo de reojo.  Vi que él se había defendido para comerlo: con la lata que venía tapado tomaba la crema y se la saboreaba.  Me sentí tranquila, porque en oportunidades anteriores cuando hacía eso, veía que lo rechazaban porque lo que en realidad buscaban era dinero para comprar vicio.  En este caso, si era real que tenía hambre.

Imagen mano

El bus llegó y la señora que estaba esperando conmigo me miró con una sonrisa, yo sentía una mirada, así que decidí voltear y al hacerlo me encontré con él, estaba sonriendo y sus ojos brillaban, se despidió de mí, yo también moví mi mano para despedirme y sonreí.  Ese día a pesar de la tensión por los hechos violentos de la tarde, sentí un aire de tranquilidad, de ese que genera el hacer buenas obras, esas que a veces son tan escasas en medio del egoísmo y el corre corre en el que andamos.

Las categorías podrían ser:

  1. Cuentos de amor y desamor
  2. Cuentos de Dios
  3. Cuentos de decisiones

Cuéntame por favor, ¿en cuál crees que quedaría mejor ubicado?

Gracias!!!

Anuncios

Momentos y pensamientos

Llamada “varita de San José”, la conocí el día antes del 19 de marzo, día de San José y del hombre.  Me llamó la atención por su color amarillo, ese color en las flores es un imán para mí.  El pensamiento que me atravesó estuvo relacionado con ver los dos estados en simultáneo: “cerrado y abierto”, ¿cuánto tiempo pasa del uno al otro?, ¿de qué depende?, ¿qué implica? A veces el hombre se caracteriza por preferir estar “cerrado”, esto le da fuerza, control, me surge la duda si es algo sano o simplemente es un comportamiento adquirido desde la infancia y por la crianza.  Un hombre que me lo diga.

 Haciendo uno de los recorridos nocturnos como parte de la rutina con la mascota, me encontré esto, la zona estaba muy oscura, solo un poco de la luz de la luna me dejaba verlas,  mientras la perrita agitada por la oscuridad me acosaba, no quise perderme esta imagen y la luz del flash ayudó para que el blanco resaltara, aunque en fotografía me han dicho que no es correcto usar este.  Finalmente el pensamiento estuvo asociado a la actitud que se toma cuando no hay luz en nuestro camino, salir rápidamente de ahí, o respirar, observar y aprender para luego moverse.

Por último, esta sorpresa.  Al verlo de lejos no me capturó, no he sido muy amiga del blanco.  Sin embargo, cuando lo vi así tan de cerca me encantó, su elegancia, misterio, pliegues, contraste y profundidad.  Así que el pensamiento fue no confiarse de la visión lejana, la apariencia, sino moverse, conocer y experimentar.

La tarde noche

Hoy fue un día complicado en temas de comunicación, en parte por estar a la defensiva…por razones ya conocidas pero poco digeridas, también por encontrarme nuevamente con la historia de las compensaciones: ves un comportamiento espectacular, pero otro que te baja del cielo al piso en segundos y el revolcón toca fibras profundas en ti.

20131009_183400

Tratas de manejarlo, no dejar que lo malo se apodere de tus emociones, pero la energía se siente en el ambiente, si pudieras verla el aire estaría como con neblina, ahí piensas que este día ya se acaba y que mañana todo fluirá….cuando aparece otro suceso, esa sorpresa que te da una presión en el pecho, un presentimiento, una angustia, ¿será paranoia o realidad?

 

El mañana….

20130930_173859

Ven y te cuento!

Este es el título que le he dado por el momento a mi nuevo proyecto: mi segundo libro.

Para el cual he escogido las siguientes categorías de cuentos:

  1. Cuentos de amor y desamor
  2. Cuentos de viajes
  3. Cuentos del mundo laboral (estrés)
  4. Cuentos de Dios
  5. Cuentos eróticos
  6. Cuentos de decisiones

En este momento, estoy recopilando material como inspiración para éstos, y si quieres participar hay distintas formas de hacerlo:

  • Enviándome tus escritos de manera informal a mi correo electrónico: naticag03@hotmail.com
  • Enviándome tu historia o la base de lo que quisieras contar por un audio a mi celular: 3006010072
  • Tomándote un café conmigo y contándome el suceso.

Invitación 2do libro

En todos los casos los nombres de los personajes serán modificados y la confidencialidad de la fuente será guardada, a no ser que la persona quiera que sea publicada.

Si te gusta la idea, por favor comparte, puede que tú no te animes pero haya alguien que quiera ser escuchado, en algunos casos esto puede ser un ejercicio que ayuda a desahogarse.

Por esta razón, este 2018 las entradas en mi blog serán menos.

 

 

 

 

BALANCE Y PROPÓSITOS

Al cambiar de año se acostumbra hacer balances y listas de nuevos propósitos para el nuevo ciclo que comienza.  Mi 2017 fue un año complejo, por primera vez estuve contando los días para que llegara el 31, y cuando digo complejo lo hago al darle una mirada genérica pero contundente porque el tema central fue uno de los aspectos más importantes de la vida de un ser humano, la SALUD.  En este caso fue por partida doble, la mía y la de Jorge, mi esposo.

Así que el primer semestre del año estuvo orientado en tomar una decisión frente a mi caso, que me llevó a decidir no continuar en el proyecto que venía desempeñándome, fue una decisión poco fácil porque significaba que no estaría presente para ver materializados los resultados de el esfuerzo de equipo en el que había contribuido; en esta oportunidad no era una renuncia a un rol y ya, era la renuncia a un reto.  Sin embargo, era el momento de priorizar y cuando se trata de salud, el camino es evidente, requería tiempo para respirar con tranquilidad, para pensar, porque cuando tienes muchas cosas en la cabeza y un cronograma encima, es muy fácil caer en el modo automático o en el desgaste, porque ya todo te cansa más, te cuesta el doble de esfuerzo.

El segundo semestre todo se volcó a hacer el papel de cuidadora indirecta y así fue avanzando el año.  El 28 de diciembre, al sentarme a recapitular y renovar mi mapa de sueños, hice la lista de lo que podía rescatar positivo, porque lo negativo ya lo tenía muy claro y estaba a punto de quemarlo para que se alejara del todo de mi entorno.  Me sorprendí mucho porque después de pasar de la mirada genérica de la que hablé al principio, encontré una cantidad de cosas que logré, que no me explico cómo lo hice y al reflexionar creo que es la pasión, el amor y la disciplina la que me permitió hacerlo, aquí va un recuento:

  • 5 libros leídos
  • 1 cuadro pintado en una nueva técnica
  • 9 cuentos escritos para mi segundo libro en construcción
  • 3 ventas de propiedad raíz
  • 26 entradas al blog, ensayando formatos nuevos como el audio
  • Gran cantidad de formación a través de videos, podcast, manuales, ebooks

Así que mi aprendizaje más grande fue no quedarme en la mirada general y negativa, esculcar, ir más allá, y sobre todo tener el lente del positivismo y darle importancia a lo poco que hagas, porque solo tu sabes el esfuerzo que eso implicó.

IMG-20180101-WA0202

¿Cuál fue tu aprendizaje al cerrar este ciclo?  Si lo quieres compartir por favor deja un comentario y también te agradezco si compartes la entrada.

Un excelente 

IMG-20180101-WA0201

Todo depende

Estábamos en trancón de sábado, yo creía que la ciudad estaría sola, porque muchos aprovecharían el puente, pero me equivoqué.

En otra parte de la ciudad llovía muy fuerte, el cielo estaba oscuro, pero desde mi ángulo se alcanzaba a ver un pequeño triángulo azul, así que pedí el favor de que le tomarán una foto, porque me pareció exótico el contraste.  Cuando la recibí dije: “pero, por qué me la enviaste a blanco y negro?” la necesitaba original, sin efecto. Y me respondieron, está tal cual, desde dónde la tomé, salió así!!!

Todo depende…

2 mensajes para el festivo

Hoy me compartieron este video, es de los que me gustan, cortos pero de impacto, sin repetir muchas veces el mismo mensaje con diferentes palabras, o sin que las frases salgan escalonadas como pensando que el suspenso hará interiorizar más el contenido.

He extractado 2 mensajes que me parecen claves y que quiero compartirles:

  • “La mejor forma de estar preparados es valorando la diversidad como parte de lo cotidiano”

Y pensar que todavía nos cuesta tanto, queremos seguir los modelos que nos muestran las redes o la TV, a veces sin darnos cuenta.  Queremos imponer “la forma correcta” y a veces no tenemos la apertura de ver la otra forma, y se dan discusiones o hasta crimenes por no estar preparados, por no tener la capacidad de valorar y probar la diversidad ofrecida.

  •       Curarme, fue aprender a convivir con lo que me pasa, lo que hace falta hacer es simple:

motivator31c54e989a1a7750c9a0043f05071806525d4f81

A veces creemos que las enfermedades o situaciones atípicas del cuerpo se deben atacar, y realmente lo primero que se debe hacer es aceptarlas, o convivir de la mejor manera, la fácil con ellas.

El video completo lo pueden ver en este link:

blob:https://web.whatsapp.com/9fa3b41b-0b37-47d7-9ea9-2e6c2ef7d9e8

El poder de la espera

Estábamos haciendo fila para la máquina de café, unos buscándolo desesperadamente para espantar el sueño, otros como pretexto para hacer una pausa activa y levantarse de su puesto, yo para matar tiempo y mirar por la ventana qué pasaba en el entorno, a veces veía trancón, otras veía la lluvia, y en otras las calles desoladas.

Ese día, llegó un joven nuevo al espacio, mientras cada uno estaba en su meditación, él llegó muy conversador, quería socializar, tal vez estaba bloqueado con la actividad que estaba haciendo y necesitaba despejarse.  En medio de la charla, nos planteó su interrogante, ya casi era mi turno para seleccionar el capuccino con vainilla, cada uno dijo espontáneamente su percepción frente a la pregunta del joven, hasta se creó una buena tertulia.  Al final, él dijo: “ya tengo una luz sobre qué hacer”, muchas gracias por toda su ayuda”, el resto sonreímos, los que ya tenían su café continuaron su camino, los que apenas llegaban a la fila querían entender del tema y yo ya no recuerdo cuál fue el asunto que resolvimos porque fue hace muchos meses, pero si entendí que a veces hacer fila y esperar tiene su lado positivo, un poder invisible para algunos y lleno de luz para otros.

Espera de un café

Y a ti, ¿te ha pasado algo curioso mientras esperas?

Si quieres compártelo, a veces es bueno saber qué hay al otro lado!

PEKIAVENTURAS

Hace algún tiempo, una ex compañera de trabajo me decía: “cuéntame alguna historia tuya que siempre me haces reír”, y unos días atrás, mi hijastra, aunque no me gusta llamarla así, resultó con algo parecido, y me preguntó si me había pasado algo en los últimos días que fuera chistoso, que si había vuelto a tener alguna “pekiaventura”, yo algo extrañada y pensando en que son cosas de la edad, le conté una historia cotidiana, como por variar con MOKA la mascota, que se ha convertido en mi compañera más que fiel (es algo intensa).  Al finalizar la historia, solo escuché un grito de la carcajada que Mariana soltó y luego tuve que seguir repitiendo la anécdota a otros conocidos, aunque mi esposo también la presenció, me decía: “cuéntela usted mejor”, así que aquí va:

Definitivamente tenemos mucho que agradecer por tener la posibilidad de “hablar”, que impotencia para un pobre animal sin poder decir lo que le pasa, así que si alguna vez tienes algo guardado o atrancado, no te quedes con él, EXPRÉSALO!!!

 

Y se acaba Octubre

Esta frase me la encontré en un práctico ebook que estoy leyendo, es de Don Quijote y aunque no recuerdo casi nada de esa obra, ahora la veo con otros ojos.  Me pareció perfecta para este fin de mes, un Octubre bastante frío, empezando por el aguacero del lunes 2.  Un mes lleno de temas de salud para mi entorno, circunstancias que de una u otra forma, nos hacen reconectarnos con la VIDA y lo que hacemos “de” y “en” ella.

motivator282eb11ea8ccbddb1b96edf74ff673bcb9a80416